LA HORASON

MAPASON

CLIMASON

El Tiempo en San Luis Potosí

domingo, 9 de octubre de 2011

SON CLAVE DE ORO: UN ICONO EN EL SON MEXICANO






Sin duda, uno de los grupos más influyentes en la difusión del son cubano en nuestro país fue el son clave de oro, que tomó el nombre del danzón cubano “la clave de oro”.
Nacido originalmente como son marabú, grupo formado expresamente por Agustín Lara para acompañar a toña la negra, pronto brilló por sí mismo, debido en mucho a la calidad interpretativa de sus integrantes.
Entre sus elementos encontramos a muchos de los músicos legendarios del son en México entre cubanos y mexicanos como: Absalón Pérez en el piano, lalo (eulalio) Ruiz de mantilla, tresero del original son cuba de Marianao, domingo vernier “mango”, flautista, Manuel peregrino y pablo Zamora peregrino, percusionistas, manolo güido, trompetista, Mario Ruíz Armengol, pianista, además de Juan García Esquivel, Ismael Díaz, chucho rodríguez, homero Jiménez, güicho Iturriaga, mongo Santamaría y armando Peraza.
Sus cantantes más importantes fueron José Vásquez “chepilla”, Pedro Domínguez “moscovita” y Orlando guerra “cascarita”, cantante de la orquesta casino de la playa.
Su dirigente original fue don Guillermo cházaro ahumada, esposo de toña la negra, que pasó la estafeta años después a José Macías, el tapatío. El son cuba de Marianao se constituyó en la escuela para los primeros soneros mexicanos, como Pedro Domínguez “moscovita”, José Macías “el tapatío” y Luis Iturriaga.
El son clave de oro tuvo una temporada, por cierto bastante larga, en que gozó de mucha popularidad, estuvo presente en varias películas, tuvo programas de radio, actuó en salones de baile y una enorme vitrina llamada waikikí, lugar obligado de visitar por los noctámbulos de aquella época en que el son cubano tuvo una evolución notable, por supuesto antes de la aparición del mambo.
En discos se popularizaron números como me estoy poniendo viejo; estoy acabando; shampoo de cariño; acelera, interpretado por el tapatío, y un bolero llamado mil gracias, con la intervención de pepe Vázquez chepilla. A pesar de la indiferencia del público de clase alta, que consideraba al son cubano música de las clases de nivel bajo; se perdieron de disfrutar con la calidad de verdaderas estrellas.
Su debut fue en el teatro lírico de donde salió de gira por todo el norte de la república y el sur de los estados unidos. Pronto formaron parte del circuito de la farándula de aquella época, tocando en cines como el máximo de peralvillo y en los centros nocturnos y salones de baile como el salón México, el río rosa, el patio, el waikikí, el retiro, el follies bergere, o el esperanza iris, además de continuas presentaciones en la catedral de la música popular de la época la xew y giras con la compañía de Agustín Lara, acompañando a toña la negra.
Todas las noches desde la guay, que así era conocido el waikikí, había transmisión a control remoto con el clave de oro, con resultado positivo. Eso servía de invitación a la clientela independientemente del atractivo de las niñas de la noche que eran eso, todo un atractivo, la variedad era todo un espectáculo, porque se presentaban artistas de primer nivel.
El tapatío supo manejar al clave de oro exitosamente, y cuando se retiró, los que lo heredaron tuvieron mucho que ver con su desaparición. En varias grabaciones se puede apreciar no sólo el estilo de esta agrupación, también solos de ramón dorca y francisco de la cruz carabela. Debo hacer mención de dos percusionistas de liga mayor: armando Peraza y mongo Santamaría, sí monina, leyó usted bien. Peraza, al paso del tiempo, estuvo con santana, y mongo fue todo un figurón y uno de los primeros en interpretar lo que ahora llaman jazz latino, una más de las etiquetas que le han puesto a la música cubana.
Ellos sirvieron de apoyo a multitud de soneros, veracruzanos y no, que llegaban en busca de fortuna a la ciudad de México, cabe destacar que en esos tiempos comenzaba la fuerte competencia entre los músicos de son nacionales; bastantes personas aseguraban que los del Macao, que así les decían a los diablos del trópico, tocaban mejor que el conjunto son clave de oro. El grupo del río rosa, también; así como la orquesta de chucho rodríguez y la de Arturo Núñez. En fin cuestión de gustos.
El dueño del waikikí se apellidaba mocelo (sic), y la dirección era reforma 13. Pero déjame, mi aceré, recordar a fayuco mora limón, sonero que también perteneció al clave de oro, y éste, su yeneka, lo presentaba como mi tío. Tenía una agilidad mental digna de admirar, y en una ocasión lo cuestionaron sobre el parentesco, por aquello de los apellidos, pero nunca esperaron la respuesta: mira, él es melón, yo soy mora limón. ¡somos frutales, animal!
La primera grabación profesional del son clave de oro se dio en la compañía que también era la compañía de Agustín Lara, la rca Víctor por intermediación de mariano rivera conde.
Todavía están vivas las interpretaciones grabadas en la década de los cuarenta: “el caballo y la montura”, “un meneíto na’ma”, “por poquito me tumba”, “me estoy poniendo viejo”, “el manisero”, “shampoo de cariño”, “se murió panchita”, “acabando”, “el cuento del sapo”, “dulce conga” y “cascarita de limón”.
Tuvieron varias intervenciones en el cine. La primera fue conga roja, a la que siguieron ciclón del Caribe, y otras, pero la que sin dudas fue la más importante, fue su aparición en salón méxico dirigida por emilio “el indio” Fernández y protagonizada por marga López y miguel Inclán, de la cual hicieron toda la música, incluidos los danzones.
Volviendo al clave de oro, tuvo elementos mexicanos de gran valía. Vienen a mi memoria chucho rodríguez, quien formó una orquesta de tanta calidad que era conocida como la academia, y un par de trompetistas como mezcalilla y manolo Osorno Buendía, que todavía no sé por qué cambió el apellido a güido; pero haciendo a un lado la incógnita, la calidad de ambos está fuera de duda.
Una de las escenas en que se disfruta y aprecia la labor del son clave de oro es la ya clásica escena en que como parte del show uno de los trompetistas, sin dejar de tocar, rueda por el piso azuzado por la música, (manolo Osorno?) Mostrando la alta calidad que alcanzó a tener el son clave de oro. Hoy día ya no queda más son clave de oro.

Les dejamos dos discos de este grandioso icono de la musica mexicana, uno de ellos es Son clave de oro y el segundo, Recordando al son clave de oro, disfrutenloo, es parte de nuestra historia.


El otro se los dejo despues porque mi maquina no quiere funcionar el megaupload.

Ya quiso se los dejo Recordando al Son clave de oro: http://www.megaupload.com/?d=NHRDGUL5

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnifico muy buena biografia desde new york saludos y sigan adelante y sigan con mas biografias ok ......RMC.

LittleKatMonsterRobotina dijo...

Falta Chucho Verduzco que incluso es el pianista que sale en la pelicula de Salon México ;)

Azul Arianna Hernandez dijo...

Hola alguien podria decirme algo de Alberto Bastida Cedeño el era mi abuelo y yo no lo conoci pero mis tios y mi mama me dicen que fue integrante de son clave de oro podrian ayudarme se los agrdeceria buen dia a todos